Tibio aniversario de marcha por reforma: Unos cientos salieron a las calles; siguen optimistas
http://www.laopinion.com/primerapagina/?rkey=00070325210348654515

Jorge Morales Almada
jorge.morales@laopinion.com
26 de marzo de 2007


Pocos y en orden. Una manifestante pro reforma migratoria vocifera contra la presencia de miembros de los grupos Minuteman y SOS en la marcha de ayer, mientras la policía vigila atenta. (Jeff Grace/La Opinión)

Aunque ayer las calles no estuvieron abarrotadas como las de aquel 25 de marzo de 2006, hubo quienes tomados de la mano se reunieron para conmemorar la histórica marcha de hace un año.

Aunque se extrañaron los creativos cánticos, como el célebre: “Aquí estamos y no nos vamos, y si nos echan, nos regresamos”, ayer muchos parecían cantar victoria cuando el congresista Luis Gutiérrez les hablaba de su propuesta de reforma migratoria.

Aunque muchos consideraron que a un año del movimiento no había nada que festejar, para los políticos y algunos activistas, cada vez está más cerca la reforma migratoria.

“Este año las condiciones para aprobar una reforma migratoria son diferentes. Primero, porque se cuenta con un Congreso de mayoría demócrata; segundo, porque el Presidente lo ha declarado como una de sus metas a alcanzar, y tercero, porque es una propuesta bipartidista”, dijo Gutiérrez, el congresista demócrata por Illinois que ayer viajó a Los Ángeles para participar en el festival y foro de inmigración que se llevó a cabo en la Arena Deportiva de esta ciudad.

Gutiérrez y Jeff Flake, congresista republicano de Arizona, son los autores de una propuesta que fue presentada la semana pasada en la Cámara Baja del Congreso, la cual promueve la legalización a través de un permiso de trabajo con vigencia de seis años.

Durante un discurso ante un millar de asistentes a la Arena Deportiva, y después en conferencia de prensa, el congresista Gutiérrez explicó que esa iniciativa es lo más cercana a la reforma amplia por la que se ha luchado.

“Está claro que no es amnistía”, insistió. “Lo que estamos diciendo es que si trabajan, si tienen buen carácter moral, si pagan sus impuestos, si toman clases de inglés y civismo, que actualmente ese es sólo un requisito para hacerse ciudadano, y si pagan multa de dos mil dólares, podrán legalizarse”.

Las palabras del congresista alborotaron a los asistentes, quienes de gusto gritaban, aplaudían y alzaban banderas estadounidenses.

Acompañado por la congresista Grace Napolitano, Gutiérrez indicó que, de aprobarse esta iniciativa, el indocumentado aceptado para el programa podrá incluir a su cónyuge y los hijos menores.

Aclaró que no es una iniciativa de ciudadanía, sino de legalización.

En caso de pasar y de que el Presidente la firme, estimó que tendrían que pasar unos dos años para que se admitiera la primera solicitud, luego unos nueve meses para el procesamiento de huellas digitales, y a partir de ahí empezarían a contar los seis años que dura el permiso de trabajo que se les daría.

Con ese permiso o tarjeta de legalización, la persona podría obtener licencia de conducir, además de entrar y salir del país sin problemas, señaló.

Después de los seis años, dijo Gutiérrez, la persona tiene la posibilidad de solicitar la residencia permanente.

Respecto a las personas que actualmente ya tienen orden de deportación, explicó que la iniciativa establece que toda la persona que esté en el país pueda acceder a un perdón concerniente a su situación como inmigrante, no relacionado con cuestiones criminales.

Mencionó que el gobierno podría requerir comprobación de impuestos por los últimos seis años.

Además de los artistas que participaron en el festival de la Arena Deportiva, también estuvo presente el alcalde Antonio Villaraigosa, quien comentó que viajará a Washington con una comitiva de 200 personas para cabildear por la reforma migratoria, además de recursos para el medio ambiente, educación y para los desamparados.

De acuerdo con Jorge Mario Cabrera, representante del Centro de Recursos Centroamericanos (CARECEN), una de las organizaciones organizadoras, en el evento se recogieron alrededor de 4,300 cartas firmadas por los asistentes en exigencia de un alto a las redadas, rechazo al aumento de tarifa para la ciudadanía y petición de reforma migratoria justa y humana.

El presidente de la Asamblea de California, Fabián Núñez, comentó que todas esas cartas serán enviadas a los miembros del Congreso.

“Para que sepan que el esfuerzo de los congresistas Luis Gutiérrez y Jeff Flake no va en vano, es un esfuerzo importante que tiene un gran apoyo y una base amplia en todo el país, de personas que dicen que la voz del indocumentado tiene que ser escuchada, que ya nos tenemos que dejar de las excusas de que no se puede legalizar este año”.

Núñez alertó sobre el uso de banderas extranjeras en los eventos que se llevan a cabo.

“Hay que tener mucho cuidado con las banderas mexicanas y centroamericanas, no hay que marchar con esas banderas, porque eso nos causa mucho dolor y no ayuda al progreso; hay que votar, hay que marchar, hay que participar, pero hay que respetar a este país también”, mencionó.